domingo, 29 de mayo de 2011

Cine: Nowhere Boy


Menuda tarea se cargo en los hombros Sam Taylor-Wood. Darle vida, en términos visuales, a la génesis de la banda más influyente, y quizá, más importante de la historia de la música. Aunque claro, en Nowhere Boy (de 2009 sin fecha de estreno aún en Latinoamérica) no se habla de The Beatles, se va un poco más atrás. Porque todo lo que John Lennon de chico necesitaba era amor. De la necesidad al hecho, hay un largo tramo, dicen…



Basada en la biografía ‘Imagine This’ (Imagina esto) escrita por la media hermana de Lennon, Julia Baird, la película nos presenta a un John Lennon (Aaron Johnson) adolescente, golpeado por sus pocos años de vida y nómade sentimentalmente, abrumado por un fuerte desarraigo constante que se sustenta con el descubrimiento de una nueva pasión, ¿Qué cual será? ¿Cuál será?, si, la música. Como barrilete entre su sobreprotectora tía Mimi (Kristin Scott Thomas) y su inestable y depresiva madre biológica, Julia (Anne-Marie Duff), asistiremos a los años donde Lennon conoce a Paul Mccartney y George Harrison, la formación de su primera banda ‘The Quarrymen’ y la era donde John era, principalmente, un rebelde con causa.


Ya lo he dicho en la reseña de Chatroom, lo sostengo cada vez que hablo de Skins, y es que la estética inglesa me puede. Son correctos y puntuales como a la hora de tomar el té, conformando una historia que sucede entre tardes de barrio inglés, autobuses de doble piso, punteos de guitarra y ese acento tan característico. La historia es directa, como dije, el propósito no es hablar de The Beatles (de hecho ni siquiera se nombra a la banda en la hora y media de cinta) sino comprender porque existió en Lennon esa necesidad de dar amor a través de su música. Y la respuesta es simple, porque nunca lo tuvo. Fue un ‘Nowhere Boy’ (chico de ningún lado).


Las interpretaciones están fantásticas. En especial las tres principales. Aaron Johnson sí que tiene potencial, y se encarga de demostrarlo en cada proyecto en el que participa. Las mujeres, Kristin Scott Thomas y Anne-Marie Duff, componen personajes opuestos que complementan, y representan las soluciones y los problemas de John. La directora, Sam Taylor-Wood, declaró no ser fan de The Beatles, pero que sí, como la gran mayoría, odiaba a Yoko. Quizá en esa frase pueda verse porque, en la vida del gran músico inglés, las mujeres siempre marcaron la diferencia.


Movie Trailer


[Conexión Maquinaria]

Otras películas sobre The Beatles o alguno de sus integrantes

Chapter 27 (Capitulo 27, 2007) de J.P Schaefer

Across the Universe (2007) de Julie Taymor

2 comentarios:

Carlos Gallego dijo...

Buena crítica, tengo ganas de verla. Aaron Johnson, si que tiene futuro y lo demostró en la fantástica Kick-ass.

Gabo dijo...

Gracias Carlos, concuerdo con vos. Tenes que verla, es genial para un domingo a la tarde :D