domingo, 26 de diciembre de 2010

Balance 2010: Lo mejor del Cine

Sigo recapitulando lo mejor de este 2010, y el Cine no podía quedar afuera. Asi es, soy un friki cinefilo que mira muchas peliculas, y que ha rascatado a las 7 maravillas, según mi visión, que nos ha dejado la pantalla grande en este año que se va. ¡Aqui vamos! :


7. Agente Salt (Salt) de Philip Noyce

Angelina rubia. Angelina interrogando a un sospechoso. Angelina sorprendida. Angelina escapando. Angelina armando un lanza cohetes casero con un extintor de fuego. Angelina usando el lanza cohetes casero. Angelina corriendo. Angelina trepando. Angelina con un gorrito de invierno. Angelina morocha. Angelina pateando traseros. Angelina volando un iglesia. Angelina hablando en ruso. Angelina vestida de hombre. Angelina salvando el mundo. ¡Angelina saltando de un helicóptero! Porque es de las pocas que pueden hacer películas de acción y salir airosas, el puesto 7 para esta encrucijada de espías rusos versus la CÍA.


6. Carancho de Pablo Trapero


¡Y vamos el cine Argentino carajo! La producción nacional fue muy variada en este 2010 que se va, sin embargo, la película de Pablo Trapero fue la que más me gustó de todas las que vi, por eso entra derecho al puesto 6. Interesante visión sobre la labor nocturna de los hospitales del Gran Buenos Aires que deja ver que el argentino muchas veces no dista demasiado del ave carroñero que ronda sobre los restos de su presa, buscando picotear por el bien propio. Excelente labor de Martina Gusman. De Darín no hace falta ni anclarlo. Uno de los mejores finales que nos da el Cine Nacional en años.

5. La Red Social (The Social Network) de David Fincher


The Social Network es la pelicula que todo usuario regular de Facebook deberia ver, solo por el hecho de saber la génesis de algo que ya forma parte de su vida diaria. No haces 500.000 amigos sin ganarte un puñado de enemigos, y es cierto, la vida de Mark Zuckerberg cambió radicalmente esa noche que inventó la red social más utilizada del planeta. David Fincher, el director de peliculas como La Habitación del Pánico o El curioso caso de Benjamin Button retrata una historia de histrionismo adolescente pincelado por unas cuantas traiciones, y por supuesto, el nacimiento de una cuenta bancaria con muchos muchos ceros.


4. Avatar de James Cameron



Pelicula que será recordada como la pionera en una nueva etapa del cine: La era en tres dimensiones. Del multi premiado y aclamado James Cameron (The Terminator 2, Titanic), llegó Avatar, un filme de ciencia ficción futurista con pincelazos drámaticos que nos embarca en la cruzada Humanos Vs. Na'vi (Población Alienigena de la Luna de Pandora) demostrando cuán lejos la ambición humana puede llegar. Un espectáculo visual de principio a fin que carga en su espalda el rotulo del largometraje más caro de la historia.

3. 500 días con ella (500 days of Summer) de Marc Webb


Lo magnifico de esta historia es que no es la típica película romántica pochoclera que todas las mujeres esperan ver, 500 days of Summer toma la premisa de las comedias románticas, y la pasa por arriba. No es una historia de amor, es una historia sobre el amor. Summer es una mujer que no cree en el amor, Tom es un hombre que se enamora de Summer. Una visión bastante realista sobre el sentimiento más agridulce, que desde el inicio del largometraje balancea más para el lado amargo. La química entre Joseph Gordon Levitt y Zooey Deschanel es de esas pocas veces vistas en la gran pantalla.

2. Harry Potter y las reliquias de la muerte parte 1 (Harry Potter and the deathly hallows part 1) de David Yates.


Creo que ver a una Emma Watson conjurando hechizos de protección con las manos ensangrentadas mientras Rupert Grint yace inconsciente en el medio de la nada, habla del nivel de madurez que ha alcanzado la saga. Esto ya no es un juego de niños, es una pelea de vida o muerte contra una dictadura mágica. A la vez, es un largometraje mucho más personalizado, una especie de ‘road movie’ donde los tres amigos están en escena todo el tiempo. Y las interpretaciones cumplen con creces. En cuanto a la trama, me atrevo a decir que es la más fiel adaptación de toda la serie, llegando hasta un poco más de la mitad del libro, el capítulo 25 llamado ‘El refugio’, en dos horas de cinta que vuelan, donde literalmente se entra en el mundo mágico y, como era de esperarse, nos dejan con ganas de ver más. La partición fue más que efectiva. Los detalles están todos. Los fans más que felices.
Si mi intento de objetividad se hubiera ido de paseo, Harry Potter estaria en el el primer lugar por el afecto que este humilde escritor tiene con la saga desde que era un pequeño niño. Sin embargo, la pelicula de Yates se ubica comodamente en el segundo lugar, lugar que se tiene más que merecido en una labor que ya lleva casi 10 años.

1. El origen (Inception) de Christopher Nolan

Christopher Nolan lo hizo otra vez. El director inglés creó una de las peliculas más complejas, rebuscadas, originales y la enchufó a su impecable filmografia. Complicada pero maravillosa, Inception desafia al mundo de los sueños con una contrapartida que incluye primerisimas figuras como Leonardo DiCaprio, Joseph Gordon Levitt, Ellen Page, la excelente participación de Marion Cotillard como Mal, la esposa más suicida y decicida del mundo del cine entre muchos más. En una época donde la industria subsiste a base de secuelas, más que merecido el número 1 para esta pieza única que cambió la manera de dormir la siesta.


La pantalla que se viene: Cine 2011. Grandes Expectativas




Los Ojos de Julia

127 Hours




The Tourist



Scream 4



Harry Potter and Deathly Hallows Part 2



[REC] Génesis

jueves, 23 de diciembre de 2010

Balance 2010: Lo mejor de la TV



He aquí un mini conteo con lo mejor que han visto mis ojos televisivos este 2010. Esta lista es totalmente subjetiva, asi que si no les va se joden.



5. The New Adventures of old Christine

Lamento enormemente haber descubierto el talento de Julia Louis Dreyfus en la temporada final de The New Adeventures of Old Christine recién en este 2010. La serie baja el telón definitivamente luego de cinco temporadas, pero por suerte en esta era 2.0 existe Taringa! que nos facilita las 4 temporadas anteriores con solo un par de clicks. Esta sitcom tiene el toque Friends, en el sentido que no importa que capitulo agarres, ni que temporada enganches, solo con conocer las relaciones básicas de la trama vas a pasar un buen momento. Puedo dar fe, que casi muero de un ataque de risa en el capitulo donde Matthew (Hamish Linklater) y Barb (Wanda Sykes) comienzan una relación secreta a las espaladas de Christine.



4. True Blood (3ra Temporada)

Seguimos chorreando sangre a rolete en la tercera temporada de la serie más importante de HBO por estos días, True Blood. Con algunos de los clichés básicos de la típica historia vampiril, pero nada cercana a producciones melosas teen como Twilight o The Vampire Diaries la serie creada por Alan Ball (Six Feet Under) mantiene su fiel cupo de seguidores en esta nueva etapa donde aparecen hombres lobos y además, conocemos más sobre el verdadero origen de nuestra heroína sureña Sookie Stackhouse (Anna Paquin). Hacia final de temporada, Bill (Stephen Moyer) la cagó feo, pero mal. ¿Cuarta temporada? Claro que si, Junio 2011.



3. Para Vestir Santos

Y esto es un hito, Damas, Caballeros. Que un unitario argentino ocupe este lugar no es común. Siempre demostré mi incondicional apoyo a la industria del cine argentino, pero a la televisión la veía bastante perdida. La serie de Pol-Ka cuenta la desgracias de las hermanas San Juan, Susi (Gabriela Toscano) una mentirosa compulsiva, Virgi (Griselda Siciliani) una atorranta en recuperación y Male (Celeste Cid) una actriz frustrada desorientada sexualmente. La debacle comienza en el primer episodio con la muerte de la madre de las tres (Betiana Blum) y va en espiral hacia abajo, tocando fondo varias veces...

Mención de honor para Maria 'La conchuda' Eugenia (Gloria Carrá) y el tio Horacio (Hugo Arana). Luego de 36 episodios las chicas demuestran que no quedaron Para Vestir Santos.


2. Skins (4ta Temporada)

Las despedidas continúan. En este caso toca decir adiós al personaje icono de la serie británica Skins, y es que Effy (Kaya Scodelario) y su banda de amigos se retiran esta cuarta temporada. Con tan solo 8 episodios, los amigos de Bristol pasan las mil y una, y los miserables de E4 se las arreglan para dejar un final super abierto como pasó con la Primera Generación. Si algo caracteriza a las temporadas pares de esta producción inglesa, es su elevado tinte dramático. Y es que los chicos dejan de ser adolescentes, y los problemas que se vienen arrastrando desde hace tiempo suelen explotar. Espero con ansias verlos a todos de nuevo en la primer pelicula de la franquicia pronta a estrenarse.


1. Lost (Sexta Temporada)

Con 6 temporadas a cuestas, los náufragos del 815 se tomaron el palo de la isla derechito to Heaven. El final de Lost, será quizá, el más cuestionado de la historia de la televisión actual. Lo cierto es que la serie siempre se caracterizó justamente por eso, por no dar nada por sentado. Esa es la clave que nos anclaba a seguir como zombies cada capitulo, no tener una certeza, sino más bien dejarnos llevar por la marea.


jueves, 16 de diciembre de 2010

Cine: Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte 1

Oh Oh It's Magic VII

Vio morir a sus padres. Heredó una cicatriz en forma de rayo. Se enteró que era mago. Entró a Gryffindor. Conoció a Ron. Y a Hermione. Tuvo la piedra filosofal en su bolsillo. Fue una estrella del Quidditch. Mató a un enorme basilisco solo con una espada. Odio a sus tíos. Montó un hipogrifo. Encontró a su padrino y luego lo perdió. Ganó el torneo de los tres magos. Vio volver al innombrable. Vio nacer a la orden del fénix. Se enamoró. Formó el ejército de Dumblodore. Leyó su profecía. Se perdió en un extraño libro de hechizos. Encontró al príncipe. Destruyó el primer Horrocrux. Vio la caída de Hogwarts. Muchas cosas han pasado en la vida de Harry Potter, y aquí estamos, empezando el camino hacia el final con Harry Potter y las reliquias de la muerte Parte 1 (Harry Potter and deathly hallows Part 1). La franquicia que sigue en manos del director de sus dos películas antecesoras, David Yates, comienza a trazar el principio del final en una primera parte donde el mundo soñado por J.K Rowling se está cayendo a pedazos, donde los amigos son pocos pero la batalla es colosal.

De entrada resulta extraño concebir el mundo de Harry Potter sin el castillo que fue protagonista en las seis primeras películas. Asi es, no Hogwarts en esta instancia. Se terminaron las clases, los profesores amigables, las cuatro casas y el sombrero seleccionador. Esto es guerra señores. Harry (Daniel Radcliffe) acaba de cumplir 17 años, pero los motivos para festejar son pocos. Voldemort (Ralph Finnes) y su escuadrón de desquiciados mortifagos tienen el mundo mágico a su merced. Con la reciente muerte de Dumblodore, Voldy tiene mitad de camino hecho para matar a nuestro héroe, es por eso que la Orden del Fénix hace lo imposible por protegerlo. Sin embargo, Harry decide armar la mochila y salir en busca de los horrocruxes restantes, junto con la incondicional ayuda de Hermione (Emma Watson) y Ron (Rupert Grint). Nadie es de fiar. Son ellos contra el mundo.

Creo que ver a una Emma Watson conjurando hechizos de protección con las manos ensangrentadas mientras Rupert Grint yace inconsciente en el medio de la nada, habla del nivel de madurez que ha alcanzado la saga. Esto ya no es un juego de niños, es una pelea de vida o muerte contra una dictadura mágica. A la vez, es un largometraje mucho más personalizado, una especie de ‘road movie’ donde los tres amigos están en escena todo el tiempo. Y las interpretaciones cumplen con creces. En cuanto a la trama, me atrevo a decir que es la más fiel adaptación de toda la serie, llegando hasta un poco más de la mitad del libro, el capítulo 25 llamado ‘El refugio’, en dos horas de cinta que vuelan, donde literalmente se entra en el mundo mágico y, como era de esperarse, nos dejan con ganas de ver más. La partición fue más que efectiva. Los detalles están todos. Los fans más que felices.

Harry Potter y las reliquias de la muerte parte 1 es lo mejor de David Yates, en lo que respecta su participación en la historia del mago. La infiltración al ministerio de la magia y la transición de Bathilda Bagshot en Nagini son de las secuencias más destacadas, solo por nombrar algunas. Sin embargo las apreciaciones sobre estas películas son más que subjetivas. Personalmente, creo que estas dos partes finales están hechas para el disfrute del verdadero fanático de Harry Potter. Obviamente que detrás de todo está Warner y sus ganas de seguir facturando, lo cierto es que en esta contienda ganan ambas partes. Los productores que alargan la vida la gallina de los huevos de oro, y el fan que ve la despedida de la saga cinematográfica a lo grande, con cada capítulo del libro en los fotogramas del filme. Los trailers promocionales supieron definirla muy bien, ‘el evento cinematográfico de una generación’, y es que Harry Potter y sus amigos llevan más diez años con nosotros, y amaga con un futuro legado de mucho más.


El final definitivo golpeará los cines mundiales en Julio de 2011 con Harry Potter and the Deathly Hallows Part 2. Hasta entonces, a seguir esperando.


Trailer Definitivo



martes, 14 de diciembre de 2010

De México con amor


Y tu mamá también

Un pequeño tributo a esta gran pelicula de Alfonso Cuarón que marcó mi adolescencia allá por 2003. Solo porque se me dio la gana. Ayer escuché de casualidad 'Si no te hubieras ido', la bellisima canción de Marco Antonio Solis y me llevó instantáneamente a esta escena. Escena que, indudablemente, quedará en la historia del cine latinoamericano. Maribel Verdú, Gael García Bernal y Diego Luna.







El manifiesto de los charolastras


1 No hay honor más grande que ser un charolastra


2 Cada quién hace de su culo un papalote


3 Pop mata poesía


4 Un toque al día es la llave de la alegria


5 No te tirarás a la vieja de otro charolastra


6 Puto el que le va al América


7 Que muera la moral que viva la chaqueta


8 Prohibido casarse con una virgen


9 Puto el que le va al América


10 La neta es chida pero inalcanzable


11 Pierde la calidad de charolastra el culero que rompa cualquiera de los puntos anteriores


miércoles, 1 de diciembre de 2010

Cine: El Origen


We love siesta! 'La verdadera inspiración no puede ser falsficada' lanza certeramente Dom Cobb, interpretado por el no tan joven pibe Titanic Leonardo DiCaprio, cuando discute con sus colegas los próximos pasos de su plan en los inicios de la nueva super producción del director inglés Christopher Nolan, El Origen (Inception,2010). El robar ideas está a la orden del día, miles de copyrights, derechos de autor, lo comprueban. La vuelta de tuerca de El Origen radica en la dificil tarea no de hurtar un pensamiento, sino en la de implantar uno que nazca en la psiquis adecuada, como nuevo y puro. Crear esa escencia verdadera llevará a DiCaprio y a su pandilla a transitar por un mundo paralelo demostrando que Freddy Krueger no es el único que se puede dar el gusto de desordenar los sueños ajenos.

Domm Cobb (Leonardo DiCaprio) es un autentico dreamcatcher del siglo XXI, todos estos años infiltrandose en grandes corporaciones le costaron la perdida de su tersoro más preciado: su familia. Imposibilitado a regresar a Norteamerica donde sus pequeños blondos hijos lo esperan, y atormentado por su mujer muerta que dos por tres lo faja en el subconciente, acepta un trabajo final: utilizar sus habilidades para pasear por los pensamientos de un multimillonario heredero, interpretado por Cillian Murphy, y persuadirlo con los metódos menos freudianos a tomar una decisión. Obviamente alguién le pincha el globo, desatando una lucha 'de ensueño' en los escenarios mutan constantemente, logrando que Wonderland lo mire con ojos envidiosos.


Nolan conocido por sorprender con sus particulares producciones, solo basta recordarMemento, recuerdos de un crimen (Memento, 2000) o la revolución causada por la reinvención del hombre muercielago en Batman, el caballero de la noche (The dark knight, 2008), se dio el gusto de llevar El Origen a la realidad luego de más de diez años de anherlarlo, pero semejante puesta en escenca debia ser respaldada por una compania que estuviera dispuesta a poner la papota (Warner), luego del tremendo éxito que significó la vuelta del Guasón, el director inglés estaba a punto caramelo para rodar. A la excelente interpretación protagonica de DiCaprio, le siguió un elenco joven que pasó el trapo con sus personajes como la participación de la ex Juno, Ellen Page como Ariadne o uno de los actores favoritos de quien escribe, Joseph Gordon Levitt, quién dio vida al eficaz francotirador Arthur (Sniper en mano que deberia haber utilizado con la Summer de los 5oo dias).


Afirmo, irrevocablemente, que El Origen le patea el trasero a la triologia Matrix con creces, desplazandola del podio de las peliculas inolvidables de la ciencia ficción. El concepto de la trama es original, los viajes a través de las cuatro capas de sueño es brillante, las corridas por ciudades que se caen a pedazos dignas de 2012 son la mezcla perfecta entre la acción 'a la Angelina Jolie' y un mundo onirico, entre lo real y lo irreal, a lo Tim Burton. El final larga miles de interpretaciones, el rombo gira sin cesar. Damas, Caballeros no se pierdan Inception porque es una de las mejores peliculas que nos ha dado el 2010. ¿Quién dijo que dormir la siesta era aburrido?


Trailer Final


miércoles, 20 de octubre de 2010

Conciertos: Crystal Castles en Argentina


Night con los Castles!

La llegada de Crystal Castles a mi esfera musical es particular. Recuerdo a un amigo hablar allá por 2008 de una banda que se iba a presentar en la Creamfields de ese año, y que tenia un sonido distintivo, especial. Sonaba como una decena de Super Mario Bros ejecutandose al mismo tiempo. Lo cierto es que el fontanero leyenda de los 8 bits no tenia nada que ver, y mi atención no se fijó en la banda en ese momento. En 2009 llega Skins, quienes me conocen o han leido alguna vez este blog, saben que la serie britanica sobre los amigos de Bristol ocupa un lugar en mi corazón. Crystal Castlesvuelve a aparecer. Alice Practice aparece en ese abrazo partido entre Tony y Sid. A estas alturas ya recordaba a la banda, pero aún asi no era parte de mi exclusvio rincón musical, no todavia. Revolviendo Youtube, encuentro un video. Alice Practice vuelve a aparecer, en lo que yo llamo,una maravilla de la edición. En este punto la canción ya estaba en mi telefono. La expansión de los castillos de cristal comenzaba...


Después del intento fallido de la Creamfields 2008, en el que la banda se retiró del escenario tras haber tocado solo dos canciones, el duo canadiense integrado Ethan Kath y Alice Glass programaba su revancha. Latinoamerica figuraba en su gira 2010. Con fecha para el 18 de Septiembre, destino Crobar (Palermo). Debia estar ahi.

Una vez en las afueras de Crobar la espera se cocinaba a fuego lento. Un larga fila recorria al menos cuatro cuadras empezando desde la puerta del lugar. Siempre digo que las esperas pre conciertos son una especie de ritual, no apta para ansiosos. Regla número 1: Siempre, pero siempre, asegurese de llevar buena compania. En este punto entran mis dos amigos cristaleros que para reservar su identidad llamaremos a partir de ahora, Mosky Zeta y Exe. Gracias a ellos las horas transcurridas entre las 21 PM y las 2 AM fueron amenas, y por supuesto que hubo charlas entre distintos copetines que ayudaron a olvidar los dolores de nuestras castigadas espaldas y gemelos.

El boliche porteño seguía llenándose, el escenario aguardaba vacío envuelto en luces violetas y el parpadeo de los televisores formaban la M de MTV constantemente, mientras un escuadrón de fotógrafos disparaban flashes para todos lados (6 fotógrafos y salí solo en una foto y de fondo jaja). Minutos después de las 2 de la mañana la banda finalmente salía a escena. Ethan entró primero con su capucha a cuestas como era de esperarse. Las luces bajaron y el sonido subió con un ruido infernal que creí haber reconocido como el inicio de las canciones 'Year of Silence' o 'Vietnam', una especie de transmisor modulando que finalmente se transformó en la canción de apertura: 'Fainting Spells'. Alice apareció con su mejor cara de desquiciada, meciéndose en el piso del escenario, en un principio dando la espalda, dando pequeñas miradas sobre su hombro como si su rostro blanco como la cera evitara cuan un murciélago la luz.

Recuerdo estar parado frente al escenario, de pronto la gente empezó a moverse al ritmo de un remolino del cual era imposible escapar, el pogo había llegado, era fuerte y contagioso. Sonaba‘Baptism’ segundo sencillo de Crystal Castles II su ultimo álbum. La energía de Alice me sorprendía, a pesar de tomar whisky entre canción y canción, o prenderse un cigarro mientras puteaba al guardia de seguridad, una vez que las melodías empezaban saltaba cuan porrista en pleno partido sin perder la calidad vocal. Uno de sus primeros éxitos, ‘Courtship dating’ pasó bajando un poco de la altisima euforia del enganche inicial. Hasta llegar a uno de los climaxs del concierto ‘Alice Practice’, prácticamente fue ver un exorcismo en vivo. El momento derrochaba energía, a eso se le suma el plus de lo que la canción representaba para mi, y de yapa (diría mi gran amiga la turca) tras cantar la segunda parte de la canción a capella mientras Ethan exprimía el sonido de sintetizador a más no poder, la mujer se terminó tirando encima del público al mejor estilo Courtney Love.


Music Video 'Alice Practice' [Skins]

Siguieron hits como la quilombera ‘Doe Deer’, bajando luego con ‘Celestica’ hasta llegar otro gran momento que fue la llegada de ‘Crimewave’ fusionada con ‘Air War’. La transpiración y el calor humano ya no importaban un carajo a estas alturas, Alice seguía poseída, enloquecida logrando un efecto similar en el publico que no decayó en ningún momento en la casi hora y media de música. El guardia de seguridad ponia su mejor cara de poker cada vez que tenia que zambullirse entre el publico a salvar a la Maria Elena Fuseneco roquera de la electrónica, ella le agradecia a las puetadas mientras se acomodaba su calza blanca que ya era negra de tantos revolcones.

Pasado la mitad del concierto, me fui yendo hacia la parte de atrás de lo que seria el campo, para salir un poco del epicentro del quilombo y poder observar mejor las últimas canciones aunque más lejos. Ahí vuelvo a encontrarme con mis amigos, a los cuales había perdido en ‘Baptism’, uno de ellos me dice que logró tocarle la mano a Alice cuando se tiró por primera vez. Me resultaba extraño la fijación que tenia los Castles con ocultar su rostro tras la ropa, Ethan siempre estuvo encapuchado y Alice un par de veces se tapaba con su saquito marrón como si estuviera lloviendo dentro de Crobar. Siguieron con ‘Reckless’, ‘Black Panther’ ‘Empathy’ hasta llegar a la fusión de cierre de la mano de ‘Untrust Us’, un tema inédito llamado ‘Yes/No’, que conocí esa misma noche, bajando el telon definitavamente con 'Intimate'. Ethan y Alice dejaban el escenario, ella tapada, refugiada bajo su saquito miró hacia el costado y dio un ultimo saludo hacia el público.


Track 1 'Alice Practice'




Recorrieron ampliamente sus dos discos en un breve lapso de tiempo, igualmente me quedé con ganas de ‘Love and caring’ y ¿Por qué no? ‘Not in love’. Como experiencia fue algo totalmente diferente a lo musical que había vivido anteriormente, solo se me viene tres palabras a la mente para calificar el ambiente crystalero en vivo, esa noche, no existian los problemas, todo eraliberación de energia en el sentido más puro de la palabra. And long life to the crazy Alice!


Track 2 'Crimewave'






sábado, 21 de agosto de 2010

Cine: La Saga Crepúsculo: Eclipse


Amar te duele


Venganza ¡Oh si! Plato que se elabora caliente, de forma sigilosa, pero que se sirve frío y de un saque, cegando instantáneamente la razón con un ola de consecuencias. Justamente en torno a este pasional sentimiento es que gira el tercer episodio de La Saga Crepúsculo: Eclipse (The Twilight Saga: Eclipse, 2010), y es que a Bella Swan la andan buscando. Si, y no precisamente para tirarse sobre flores alcochonaditas a mirar el cielo sino que la quieren convertir, y no en vampiro, más bien, en un fiambre. Es así, como la adaptación del tercer libro de la franquicia multimillonaria creada por Stephenie Meyer golpeó los cines mundiales el pasado 30 de Junio demostrando ser en una de las sagas juveniles más importantes de los últimos tiempos. Eclipse, punto de encuentro de eternos rivales, la luna y el sol, el vampiro y el lobo, Edward y Jacob, y en medio, una chica común asediada por una pelirroja más peligrosa que el veneno y un ejercito de incontrolables new vampires… ¡Agarrense que salimos!



El tiempo corre para Bella (Kristen Stewart), Edward (Robert Pattinson) y el resto de la banda Cullen, y es que, hacia finales del film anterior La Saga Crepúsculo: Luna Nueva (The Twilight Saga: New Moon,2009) la realeza de los caras palida sentenció implícitamente a la joven Swan a pasarse al bando de los bebedores de sangre o… bueno no había muchas otras opciones. Luego de un corazón lobo machacado con propuesta de casamiento de por medio y todo, los problemas parecen continuar. Victoria (Bryce Dallas Howard) está de vuelta y con la idea fija de vengar la muerte de James, su aniquilado novio. Para ello, recluta en la ciudad vecina de Seattle a grupo nuevos vampiros, denominados neófitos, que liderados por el engañado Riley (Xavier Samuel) atacarán Forks desatando una súper pelea que incluye, vampiros vegetarianos, vampiros amateurs, hombres lobos, Los Vulturi y demás yerbas (Ufff que quilombete!). A todo esto se le suma la inflexión en el triangulo amoroso que conforman la chica, el vampiro y el lobo Jacob (Taylor Lautner) en un sin fin de cruces que van desde ‘te me llevas a la piba en tu moto’ hasta terminar durmiendo todos juntos en una carpita en medio de una gélida nevada (¡?).


Habiendo leído la versión original, la novela, no hay grandes diferencias entre el manuscrito y su representación filmica. Eclipse esboza el punto más elevado en el clímax de toda la saga, principalmente porque es el que más lugar da a la batalla y a la vez, se da el lujo de posicionar a Bella en la más profunda indecisión. El trío principal sigue fiel y efectivamente el arrastre representativo de las dos películas predecesoras en lo que a sus personajes respecta, lo que incluye las caras de desconcierto de Stewart, los susurros pausados de Pattinson y los bíceps de Lautner. Mientras tanto, David Slade, el director, continúa con la labor de sus colegas con la utilización de la fauna canadiense para armar un reconocible Forks y unas enormes pantallas verdes para crear todo lo demás.





En cuanto a la dinámica de filme, se puede decir que por momentos la trama se estanca. Por ejemplo, se le dio mucho tiempo a los flashbacks de los Cullen y al pasado de la tribu Quiloute (¡que aburrido!), algo que para los no fanáticos de la cuatrologia vampiril puede resultar algo embolante ansiando que la atención vuelva a centrarse en el tripode que sostiene la saga: Bella, Edward y Jacob. La estética se ve descuidada y hecha a los apurones (si, me molesto el gato en la cabeza de Stewart), pero por otro lado la música es de lo mejor en soundtracks cazando pedazos de canciones de Muse, Vampire Weekend, Metric, entre muchas otras bandas que cualquier película teen mataria por tener.


Personalmente mi relación con esta saga fue debilitándose con el correr de las películas. Sin lugar a dudas, lo mejor que he visto fue Crepúsculo (Twilight,2008) de Catherine Hardwicke. Estéticamente hermosa y realizada con tiempo de sobra, cosa que le permitió a la directora trabajar detalle a detalle escenarios, personajes, diálogos y demás a la par de la creadora, Stephenie Meyer. No digo que Chris Weitze y David Slade hayan hecho un mal trabajo en New Moon y Eclipse respectivamente, sino que todo se comercializó enormemente, apurando los rodajes con la necesidad de vender de inmediato, haciendo que la historia pierda un poco su magia. Tomando como ejemplos los pequeños cambios, podemos ver el reemplazo abrupto de Rachelle Lefevre (la Victoria original) por Bryce Dallas Howard, el imposible de obviar quincho/peluca de Kristen Stewart (Que se cortó el pelo para el film The Runaways que hizo junto con Dakota Fanning), al igual que el look de los mismos Cullen entre otras cosas. La masividad de las dos continuaciones hicieron que ese toque, diría, casi under que logró cautivarme en la primera parte se fuera desvaneciendo.




La cuarta y última entrega de la Saga, Amanecer (The Twilight Saga, Breaking Dawn), llegará a los cines dividida en dos partes programadas para el 11 de Noviembre de 2011 (Parte uno) y 16 de Noviembre de 2012 (Parte dos). Ambas contarán con la dirección de Bill Condon quien será el encargado de retratar visualmente el nacimiento de una nueva Bella y el desenlace de toda la historia…

Trailer Definitivo





OST: Metric, Eclipse (I'm yours)





sábado, 14 de agosto de 2010

Cine: Francia


Voyage a una Francia cercana

Mariana y su papá viajan en colectivo vuelta a casa de su mamá. Ella, entusiasmada, no para de sacar fotografías con su flamante celular nuevo, su Padre en cambio, tiene que hacer fuerza para sonreír. La casa modesta y apagada denota tranquilidad. En la cama compartida, su Madre duerme luego de un arduo día de trabajo. Mariana se quita las zapatillas en silencio, se acuesta del lado derecho y deja su teléfono en la mesa de luz contigua. Mientras los últimos vestigios de luz alumbran sus cuerpos unas letras comienzan a formarse en el aire, y rematan indiscriminadamente "Nunca irás a Francia". ¿Cuán lejos está la Torre Eiffel del cuarto en el que duermen Mariana y su Mamá? Miles de kilómetros reales, pero a una distancia simbólica inalcanzable. Francia (2009), el nuevo filme del aclamado director uruguayo Israel Adrián Caetano (Pizza, birra y Faso, Un oso Rojo, Crónica de una fuga etc) es una historia "pequeña pero ambiciosa", modesta en producción pero enorme a la hora de plasmar una realidad vigente y cotidiana: Una familia partida por las diferencias envuelta en una sociedad que elige mirar para el costado.

En medio de un país enfocado casi ciegamente en el torneo mundial de futbol, y fragmentado, hablando en términos mediáticos, por la sanción de la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, Caetano lanza en la salas de cine "Francia" expresando con el lenguaje que lo hizo reconocido, el audiovisual, una trama que como un espejo refleja pequeñas aristas de una Argentina actual. "Quería hablar básicamente de gente que pelea por tener un lugar en un mundo feliz. A la larga, es lo que todos queremos. Me divertía mucho que cada acto cotidiano sea una proeza, magnificar en el buen sentido los hechos cotidianos de una familia" .Dejando de lado a los sectores marginales que supo representar exitosamente en el pasado en obras como "Pizza, birra y faso" (1997) y "Tumberos" (2002) el director uruguayo eligió, centrarse esta vez, en gente común con problemas comunes.

Como la bandera francesa, el largometraje tiene tres colores, tres personajes principales, que forman un triangulo protagonista. Un impulso adolescente años atrás devino inesperadamente en Mariana (Milagros Caetano, si, la hija del director), y desde su nacimiento la relación de Cristina (Natalia Oreiro) y Carlos (Lautaro Delgado) se fue desmoronando como una castillo de arena. Las falencias económicas encuentra a la familia atípica viviendo bajo un mismo techo, sufriendo las mismas penas, contando las mismas monedas. Mariana tiene problemas en las escuela, no le gusta leer, se la pasa escuchando música en su discman, encerrada en el ruido para no escuchar las discusiones de sus padres. Aquí aparece la originalidad del largometraje, el hilo del relato son los ojos de la nena, porque Francia juega con lo que no se dice, induce información pero no la termina de explicitar. Si bien la mirada no es exclusiva, la perspectiva de una niña de 12 años se las arregla para comprender, sonrisas mediante, el porque su familia es diferente a la del resto.

En lineamientos generales, y a primera vista, el sexto largometraje en la historia del autor de Bolivia (2001) parece ser una encrucijada dramática digna del espacio vespertino de Telefé. Lo cierto es que Francia se las arregla para tocar en la volteada temas como la violencia domestica, pasando por la decadencia de una clase media, hasta llegar a una crítica profunda a instituciones históricas como la escuela y la policía. Además, el director se da el lujo de utilizar técnicas audiovisuales poco habituales que dejan entrever vestigios de aquel Nuevo Cine Argentino que lo vio despegar


A cara lavada. Oreiro deslumbra en este pequeño filme

"Fue el personaje que menos me costó. La motivación de ella es la plata. No puede pensar en absolutamente en nada sino tiene plata para pagar el plato de comida de su hija, la escuela, el alquiler. Su mundo se cierra a cuatro paredes. Está atrincherada" contó Natalia Oreiro acerca de la composición de su personaje, Cristina. El personaje de la reconocida actriz uruguaya es madre ante todo, parece un personaje curtido por la vida y apenas esta pisando los treinta años de edad, el destino la hizo crecer de golpe, su hija cambió su estructura, se antepuso ante todo. Como en otras ocasiones podemos ver a la protagonistas de películas como Cleopatra (2003) y la próxima en estrenarse Miss Tacuarembó (2010) poniéndose en la piel de una mucama, con la diferencia de que esta vez los disfraces coloridos y las muecas de comedia fueron suplantados por una mujer preocupada y con la mirada perdida.

El cine muchas veces sirve de puente a historias, realidades, que se encuentran caminando por la calle pero quizá no se ven. Es una forma de ver. "La luz, conciencia, se apaga, la mente entra en el vacío, se abre a la imaginación y permite que durante minutos uno pierda la conciencia del mundo y gane la posibilidad de otros mundos, otras vidas, otras historias". Porque básicamente los actores son grandes mentirosos, se cargan una piel que nos les pertenece y te dibujan el mundo que ellos te quieren vender, y casi siempre lo logran con creces. Es interesante relacionar la concepción que Omar Rincón tiene acerca del cine con la actualidad de la Argentina, realidad que muchas veces es la misma dentro y fuera de la pantalla. Filmes como Francia son una ficción perfectamente reconocible en los estratos sociales no solo de este país, sino dentro de muchas de las naciones latinoamericanas que se encuentran en su vivir cotidiano con los problemas sociales y económicos que implica remar el bote que es una familia.

Francia es un pequeño gran largometraje que expresa de principio a fin lo que es "Lucharla día a día". Si bien comienza con el pesimista "Nunca irás a Francia" concluye con un mensaje esperanzador, de que no todo esta perdido y que se puede empezar de cero cuantas veces sea necesario. (No es casualidad que ese nuevo punto de partida sea representado por la Escuela Pública a la que asistirá Mariana…). Adrián Caetano ha demostrado una vez más que es uno de los renovadores del cine latinoamericano, apostando a producciones sencillas pero no por eso menos importantes.

La versatilidad que ha demostrado Natalia Oreiro a la hora de encarnar situaciones dramáticas (Aplausos para la escena de la borrachera post despido) la posicionan como el punto fuerte en que el resto de los actores se apoya. La utilización de planos variados a la hora de rodar también es destacable, primando una mayoría de planos secuencias que le aportan ese grado de verdad que trasmite una cámara en mano, así como también la libertad de jugar con los sonidos fuera de lugar y la utilización de espacios naturales que ubican a la historia en una reconocible Buenos Aires.

¿Cuán lejos está Francia? Miles de Kilómetros. ¿Cuán lejos esta la realidad retratada en la película? A la vuelta de la esquina…


Trailer





domingo, 30 de mayo de 2010

Series: Aloha to Lost


Mi adiós a Lost


Observo nuevamente la secuencia final de Lost y no puedo evitar, al mejor estilo de la serie, volver en el tiempo. Y es que la cámara lenta simplemente me puede, creo que acompañada de una buena banda de sonido puede ser devastadora, y ni te cuento si esos momentos son las últimas miradas de esos personajes que acompañaste y que te acompañaron. No quiero sonar trágico, pero el adjetivo agridulce le cabe perfecto, claro está, dulce por que es la culminación de un ciclo, de una historia, de un viaje y amargo porque a medida que los minutos van pasando, comenzas a extrañar, a sentir nostalgia, sabés que no va a haber más, que el tiempo se detiene ahí. Pero al mismo tiempo pensas que es hora de dejarla ir y de recordarla con la grandeza que se merece. Porque si Lost fue algo, eso es grande, universal.


Lost será recordada como la serie más importante de la década y como una de las maravillas audiovisuales del sigo XXI. Su astucia narrativa no te deja dar nada por sentado, te toma de los brazos y te revolea por distintas capas temporales. Los Flashbacks, los Flasforwards y los Flash-Sideways juegan con nuestra capacidad de entendimiento y con la teoría de los seis grados entrelazando una cadena de conocidos que nos dice que la vida es un pañuelo.

Su gran aliado fue Internet, quien la convirtió en un fenómeno masivo donde se debatió arduamente los lineamientos de los caminos trazados por los genios de Damon Lindelof y Carlton Cuse, autores de la serie. Cada final de episodio cerraba con un gigante “LOST” y un sonido en seco, dejando miles de incógnitas, algunas de ellas no resueltas al finalizar su última temporada, que tenían esa habilidad de dejarte pensando. Con ganas de saber más, de ver más. Porque Lost es televisión desafiante, cómplice y sobre todo inteligente.


Volviendo sobre la escena final, Jack (Mathew Fox) entra a la iglesia, su rostro todavía no comprende, pero allí están todos, o casi todos. Locke (Terry O’Quinn), quien supo ser su fiel antitesis, lo recibe con un “Te estuvimos esperando” quebrando toda dicotomía hombre de ciencia/hombre de fe porque básicamente Jack había comenzado a creer, nunca llegó a decírselo, pero fue así. Los personajes se abrazan, se reconocen, sonríen. Jack desde el paisaje verde casi tropical que lo vio despertar hace ya seis años, deshace su camino malherido, con los ojos perdidos, yendo y viniendo con su mente de aquella realidad atemporal en la que él y sus náufragos, decidieron pautar como punto de encuentro después de la vida… “But Kate, she said that we were leaving” su padre lo mira y le contesta, “Not leaving, Moving on”.


Avanzar, esa es la palabra, final de partida para la isla. Todo el tiempo fue una prueba, nuestros náufragos ya estaban perdidos antes de subirse al Oceanic 815, su rumbo se opacó en tierra firme, y la isla fue su oportunidad de redención. ¿Cuánto se puede aprender de ellos? La valentía de Jack, la fé de Locke, la espontaneidad de Hurley (Jorge García), la habilidad para huir de Kate (Evangeline Lilly), la calle de Sawyer (Josh Holloway), el arrepentimiento de Sayid (Naveen Andrews), el talento de Charlie (Dominic Monaghan), la búsqueda de vida constante de Juliet (Elizabeth Mitchell), la decisión de ser madre de Claire (Emile de Ravin) y Rousseau (Mira Furlan), el amor inagotable de Sun (YunJin Kim) y Jin (Daniel Dae Kim), la inteligencia de Ben (Michael Emerson), la eternidad de Richard (Nestor Carbonell) , y dale que va. Porque Lost superó a la típica historia del avión que se cayó, Lost habla de humanidad, de historias que atraviesan el tiempo y lo desdoblan a su anotojo, de sobrevivir, pero no al monstruo de humo ni a John Locke con su mejor cara de determinación, sobrevivir a la vida con sus obstáculos y sus atajos.


Y el ojo de Jack se cierra lentamente. La puerta de la iglesia se abre derrochando luz. Otra situación contrapuesta que nos dice “Aquí termina, pero también comienza”. Hasta aquí el viaje, ahora comienza el legado de Lost. Yo les digo “Hasta siempre, fue un placer viajar con ustedes”.