domingo, 26 de julio de 2009

Cine: La era del hielo 3 - Déjame Entrar


Persiguiendo la bellota otra vez

Y el dicho dice las segundas partes nunca fueron buenas. ¿Pero de que se vale este enunciado? Digamos que la magia se pierde, los personajes se desgastan y la trama se puede ir un poco por las ramas. Sin embargo este caso es una excepción, primero porque estamos hablando de una tercera parte y segundo porque La era del Hielo se ha convertido en un clásico de la comedia animación.

De la mano de 20 th Century Fox y con la dirección de Carlos Saldanha “La era del hielo 3: el origen de los dinosaurios” (Ice age 3: Down of the Dinosours) salió a las salas del mundo a principios de Julio justo para la temporada de invierno en Sudamérica y el verano Yanqui. Para la producción se contó con 90.000.000 de dólares pero solo en las dos primeras semanas recaudó cerca de 588.5004.000 demostrando que el público la sigue eligiendo.

La película anterior ponía a la poco común manada de animales prehistóricos en la difícil situación de sobrevivir al deshielo, es decir, una migración forzada por una inminente inundación. En esta nueva parte, con quilombos maternales de por medio, Manny, Diego, Sid y compañía se las tienen que ver con los dinosaurios, criaturas que ellos creían extintas. Giros inesperados harán que todos los personajes confluyan en el ojo de la tormenta dando lugar a las situaciones más alocadas e imposibles.

Por supuesto que la ardilla estrella del filme no podía no estar, Scrat está de vuelta y como siempre tratando de alcanzar su preciada bellota. Pero esta vez tendrá una contrincante, Scratte una ardilla femenina, con la cual iniciara una batalla muy al estilo La Guerra de los Roses que terminará en algo más que una amistad. Pero ella no es la única nueva, al grupo se suma también Buck una comadreja aventurera con un parche a lo pirata que será la brújula de la manada en esta cruzada por los valles de una especie de Jurassic Park animado.

En la actualidad llueven las propuestas orientadas al público infantil/juvenil en animación en tres dimensiones pero las que valen la pena se cuentan con una sola mano. La era del hielo sobrepasa toda barrera de edades con un guión disfrutable para cualquiera este donde esté. La animación como era de esperarse es impecable y los personajes originales. A mi criterio Sid, el perezoso, se lleva todos los aplausos, un gran trabajo tanto de los creadores como del actor de doblaje.


“La era del hielo 3: el origen de los dinosaurios” es una buena opción para los que amen reír y una salvavidas para los que estén con los ánimos bajos. Si viste las dos primeras no te la podes perder, y si no viste ninguna, ¿Qué esperas?



La bellota de la discordia

La vecinita tiene antojo (de sangre tipo A positivo)
Los vampiros son un tema trillado, eso no es noticia. Sin embargo siguen captando la atención del público por ser seres que, primero y principal, no son humanos y segundo, necesitan de la sangre de otros humanos para alimentarse, en este segundo punto es donde varían las diferentes historias la mayoría de las veces.

Grandes exponentes del género en la actualidad son la famosa saga Twilight o la serie de televisión True Blood y se puede decir que su éxito radica en que no son casos en los que se recurra al vampiro como ser que sale de noche y mata gente, sino que destacan porque supieron darle una vuelta de tuerca al síndrome Drácula y jugar con los limites de la vulnerabilidad de los humanos que no comparten su misma condición.

Desde Suecia la tierra del chocolate y donde los niveles de vida son de lo mejor, pero también donde más suicidios tienen lugar, llega “Déjame entrar” (Lat den ratte konma in) una película de horror con mucha nieve pero sangre también que mezcla violencia escolar con un romance infantil para nada común. La historia es la adaptación de la novela con el mismo titulo de John Ajvide Lindqvist (que nombrecito!) y fue dirigida por Tomas Alfredson.

Oskar (Kare Hedebrant) es un chico retraído que no tiene muchos amigos, se encierra en la lectura y sufre del típico “Bulling” escolar, es decir, una patota de pibes dos por tres le dan unos golpes. Por las noches el sufrimiento acumulado y las ganas de devolver las agresiones lo hacen fantasear con una venganza mortal. Todo cambia cuando al departamento de al lado se muda una extraña niña, Eli (Lina Leanderson), con la cual entablara una relación que se convertirá en amor. Pero ella no es una chica común, sale solo de noche, no va a la escuela, anda de remera en plena nevada, ella es si, un vampiro.

La película que fue exhibida en el BAFICI en 2008 desarrolla en las casi dos horas de duración temas de lo más fuleros como la pedofilia, la homosexualidad, asesinatos a sangre fría entre otros chiches. Lo más atractivo del filme es, sin dudas, que uno de los personajes sea una vampiro de doce años y todos los comportamientos que esto implica. El titulo de el largometraje hace referencia al vampiro como un ser demoníaco al cual se lo debe invitar a pasar para ingresar a la vida de uno (Déjame entrar) y las consecuencias que esto acarrea.

Ya está pactada una remake estadounidense para el 2010 (algo que suele suceder cuando películas europeas son bien recibidas) que no puso muy feliz al director pero si al escritor de la novela, ya que se podría hacer una nueva adaptación. Posiblemente pongan caras conocidas de Hollywood para los roles principales y la difusión sea mayor.

Si bien recibió parva de premios y elogios de aclamados directores, y hasta se la llego a calificar la película de horror de la década, Lat den ratte konma in parece quedarse al medio la historia. El concepto es original y las interpretaciones son buenas pero de a ratos se torna aburrida y no genera el miedo que anunciaban con bombos y platillos. Es para verla una vez y nada más.

Eli y Oskar




2 comentarios:

Gil dijo...

Gaboo! muy buena la nota! me encantó, aportaste datos que desconocía. Tengo ganas de verla porque las primeras dos me hicieron reir mucho...
para cuándo la crítica de Harry? todavía no la ví
un beso grande!

Maxi dijo...

Capaz que la vea,parece interesante,aunque suena un poco desalentador eso que dijiste de que se torna aburrida en ciertas partes